ahorrar-en-la-factura-de-la-luz-y-gas

Ahorrar en la factura de la luz y gas

Ahorrar en la factura de la luz y gas

Ahorrar en la factura de la luz 
La luz es un bien de primera necesidad para todos los hogares. Pero su precio se ha elevado enormemente en los últimos años. Por ello, es imprescindible que consumamos menos y, sobre todo, que adoptemos algunos hábitos que nos permitan ahorrar en la factura de la luz. Vamos a ver algunos consejos en este sentido. 

Reducir el consumo


Aunque tiene otros cargos, el consumo es el principal importe de la factura de la luz. Podemos definirlo como la cantidad que se paga por cada kWh que gastamos. Por ejemplo, una simple bombilla de 60W encendida durante dos horas consume 120W. Traducido a dinero, habida cuenta de que el kilowatio tiene un precio de 13 céntimos de euro, serían 1,56 céntimos de euro. Es decir, cuanto menos consumamos, más podrámos ahorrar en la factura de la luz. 

Regular la potencia que tenemos contratada


La otra parte importante de la factura de la luz es la potencia que contratamos. Supone unos 3 euros por cada kilowatio declarado. La potencia determina el número máximo de electrodomésticos que podemos tener conectados sin que salte el interruptor de control de potencia (ICP). Sin embargo, cabe la posibilidad de reducir esta potencia y seguir utilizando normalmente la electricidad. Basta con que no conectemos muchos electrodomésticos a la vez. 

Escoger la tarifa adecuada


Para ahorrar en la factura de la luz es muy interesante elegir la tarifa más adecuada a nuestras necesidades. Existe una tarifa de luz que discrimina entre horas valle, más baratas, y horas punta, más caras. Si utilizamos los electrodomésticos que más consumen en las valle, conseguiremos un importante ahorro en la electricidad. 

Buscar una suministradora más barata


No todas las compañías suministradoras tienen las mismas tarifas. Además, actualmente, podemos cambiar de una a otra sin gastos y sin que nos interrumpan el suministro

Poner en práctica algunos trucos


Finalmente, podremos reducir nuestra factura de luz si aplicamos algunos trucos en el consumo. Así, desconectar los electrodomésticos que no utilicemos, mantener el agua caliente a 40 grados o menos o no usar programas de lavado en caliente.
Ver blog
';
Contacta con nosotros
¿Quieres saber más?
Déjanos tus datos y te llamamos de forma gratuita